jueves, 28 de agosto de 2014

POLKA DEL (des)MESURO III (el 20° de Apuntes para una Scarlett)

 
 





de: Apuntes para una Scarlett








20




----- Mensaje ----- De:
Para: La más consistente de las Scarletts
Enviado: Mañana tenemos prueba
así que, discretamente, no se lo pondré
al e-mail sino hasta
pasado mañana
Asunto: Algunos de metapática
y eso otro que le tenía prometido y había
procastinado






POLKA DEL (des)MESURO III






La hora prolongada
la que reemplaza los textos
por manzanas podridas
o releer los patriarcas
y allí estén, o algo por el estilo de filitas:
como el valor presente de un colaless
retirado a tiempo
o a penas removido.

Ese será el día: del tremendo fracaso.

En el intertanto practica inglesito
como la esotérica que explique la caída
muy útil para viajes o embaucamientos
a la caza de entes casi, solo casi, imaginarios.

Y aberra de la cordura que lo imaginario no exista.

El mundo y su esperanza lleno de fantasía
la esencia formante de un caño indolentemente
manoseado de miradas.

Y no te apartes. Toda palabra está lastrada
de realidad material: Mira: Rosa: hueles su perfume
y comprendes que las rosas no son esas orquídeas
como el aroma de la pescada
al color de las metáforas
exuberantes y formales, su fragancia
a tectónica originaria.

Y así, los clientes, suave, activa, serena
con pasión, valoras que te valoren
en textos que cobran profundo
árbol de higueras marchitas
mostrando la marca del paso
prometen esa frágil cintura en lo oculto
a más sutil de tenue y dolorosa
el armonioso contorno a cuenta
la tradición de retornos y prudencias
riesgos calculados, rítmicos y sagaces.

Porque todo te será tenido en cuenta
dicen el picado, la dolorosa
los de permanentes ilusiones
en la existente irrealidad imaginaria.

Entonces aquí, a título de escopeta recauchada
lo prometido, porque las noches imaginarias
exigen cumplimiento y mesura
discreción y realidad



ÉGLOGA DE TEXTOS CONTINGENTES






En un mundo a palabras anclado
también existirían el hielo y las golondrinas
los asesinos y las hadas
Dios y sus amigos imaginarios pesarían
y los sueños se verían amenazados de realidad:

pero nada de llanto, nada de quejas
nada de guatear con las palabras






LIRA DE PREGUNTAS


Qué pensar de
de esos que dan señales poderosas
cuando los hacen a un lado, (acongojando
la chupeta)?

aparecen de la cola íntimos
del cogote incluido su piñén
con las grandes emprendedoras, como sus representantes
bien presentados
de esos que dan señales poderosas
(La excusa? que su actividad profesan: usadores del palique)
cuando antes, cuando bogadores de igualdades
arguofraguaban en contra de las plagas
esas que ahora representan?

Las palabras eran elásticas como máscaras
de uso
acomodaticias a lo banal de la nada
porque Oh Scarlitta, todo lo animado va a dar a la nada
que recicla la energía y la materia

(Cambiar de vereda más difícil que cambiar de honra?)

Pareciera que la sombra ya no sigue
los ideales jóvenes: la riqueza gana por 70 veces 7
en tierra derecha
cuando la edad del acomodo
así las palabras naufragan fornicadas y mustias:

Qué maldecir de lo que antes eran sus señales poderosas?
Su ir a la pobla, esas sonrisas de oreja a oreja?
Esos sonidos de hombría y solidaridad
Campañas financiadas por la energía atómica?

Y qué sugerir de los economistas en esfuerzos
(abstrayendo el peso del elefante)
ingenieros de ilusiones
médicos en cuentas
como públicos hombres, de esos que dan
señales poderosas, (esos ex de la tierra, ex de la cruz)
aún ahora, en lo oscuro, en lo claro
las grandes plagas privadas acorazan y promueven?

restauran               el brillo de la venta
distribuyen            la oscuridad de los contratos
compran                el acomodo de los ruidos
páginas                  palabras laxas
esas oscuras redes de contactos

Y todo para nada por las generaciones de la generaciones

(Pero es de bien cristiano ser agradecido:

El Plan Regulador en tu cuidado:        Deo Gracia
El re-tendido de los rieles                   Deo Gratia
El diseño del Tran que le dicen           Deo Gratia
Un puentecito en estudio                    Deo Gratia

Porque es de bien cristiano ser agradecido)

Oye, tienes algo en contra de las enormes beneficencias?
¿La luz libre y santa?
¿Esas que no necesitan dar señales poderosas?
(Contratar a los nuevos Elea Zenones)

Y algo para suicidar cisnes?
mustiar palabras
algo con las lengas?
con la sintaxis
contra los glaciares?
derretir los sueños

y qué de Aysén?

Te entusiasman las bahías emporcadas?
El desvirgamiento en negro de la altura

No vaya a ser más que juegos a escondidas
cruces en el río
lame pascuas en los glaciares olvidados?


Ah, eso.

(¿Y qué esperabas?
¿Llantos por la Scarlitta?)



TRES EPIPASTOS COMPROMETIDOS






ROMANCE ACERCA DE GUSTOS


Si fuera un cisne no me gustaría ser defendido
por la CONAMA.
(algo obnubila sus ronquidos contra mi sonoro plumaje
pareciera
lo único al contrastar desea:
torcerme el cuello bajo cuerda
convertirme en chatarra
en muda celulosa
en tóxica ceniza
pesadillas de oro)

Si un glaciar: tampoco esperable menor desatino.
(Al parecer les molesta esto de yo venir del cuaternario
miran impasibles cómo derriten mi mollera
usan del agua para esparcir la polución de sus cuentas)

Por eso: Si creciera bosque de alerces no me pidan
ser aguachado por la CONAF
(sólo añoran astillas y dólares, humo y celulosa
incansables emiten conteos verificando
el retroceso de mi sombra)

Si de lengas: ni lo sueñen
(ya los Alerces avisaron de la vista gorda
de ese plomo derretido y ceniza cadavérica
y esas largas manos empresarias protegidas
como emprendimientos y avances
para bracitos cortos que todo lo apropian
y transforman en ganancias
con los brazos de otros)

Un parque natural, un mar ribereño:
Ojalá no estuviera en Chile
(donde aún creen que el mar es ancho y ajeno).

Entonces, qué esperar?
qué pobre verso llamar en ayuda?

Ahora que la aprovechadora de oportunidades
inventó los SEA: tiemblo:
más parecieran Servicios de
Emporcamiento Ambiental compiten
quién
más decidido
ya ejercen sus devastaciones
relamen en citas privadas, cenas, puros
comparten señoras.


El cántico a HidroAYsén


Reservas nacionales                                       Métale fierro
Terrenos prioritarios de conservación            Llénenlo de fierro
Humedales                                                     Mejor el fierro
Áreas privadas protegidas                              Alambradas de fierro
y torres de Alta Tensión para lucir la des vergüenza

Político indeciso                                            dólares

Mientras tanto husmean hasta en la Internet:
Globalizan lo negro, lo helado, lo verde, lo oscuro.

Capaz que hasta encontremos novia.

(Y ojo que en el FaceBook te cierran la cuenta
si preguntas por el neo-sionismo).

Y ni así Scarlitta te conmueves


LO PRIMERO ES CLASIFICAR
(el método científico)

Hay dos tipos de emprendedores en Chile:

Los que jamás chuparían sangre
y los que despluman cisnes de cuello negro.
(Piensan, para sus adentros: celulosa que no es roja
no es patriota, ni merece)

Hay dos mangas de capilistos:
en esta agosta faja:
Los que nunca chuparían sangre
y los que re tuercen cisnes de cuello negro.
(Contratan expertos para blanquear los informes).

Hay dos suertes de políticos en la fértil:
Los que jamás nunca succionarían sangre
y los que comen prietas de cuello negro.
(celebran el rojo, el rojo, el rojo de la sangre araucana:
porque las palabras dan para todo
tipo de ruidos, algoritmos, prédicas
que parezcan verdades
que adormezcan a los que quieren ser adormecidos)

Hay dos clases de expertos en Chile:
Los que sostienen que los cisnes se suicidaron
y los otros.

Hay dos clases:
La una, y la otra.

Y la clase política?
Ah, ésa: una corrupción del idioma.

¿Está usted de acuerdo con eso, Scarlitta?



VIDALITA EN RECUERDO DE WINTER

Me alegro de no ser un cisne.
Pero si lo fuera, / me alegro no ser de cuello negro.

Mas si tuviera el cogote oscuro, y así de bello
me resigno a no merendar en el sur de la locura.

Pero si al luchecillo lo comiera
confórmome con no picotearlo en el Río Cruces.

Pero si…

Ah,
me alegro de no ser un cisne / aunquelevantaríaelvuelo
siguiendo a mi cisna.

¿Adivinas quién sería?

La hora prolongada
la que reemplaza los textos.




  
  


sábado, 26 de julio de 2014

METAFISICA I (el 35 de Algo Como Eso)






 

desde la parte: FINAL


de: Algo Como Eso





35






METAFISICA I




Sabe bien / que morirán      Todos          en la hoja-ruta
lo siente, lo exprime, lo existencia:
Lo inmortal no existe      salvo como sueño
Aún el sol que nos alumbra
Que alumbró a la madre

A reiniciar los ciclos renovados      Aún el Sol
El astro que renueva, ya no oculta los misterios
Aún los que adormecen      su inquietud
con futuros
venideros ya pasados / van derechos a la cripta

¿Qué puede importar si no nacido
si tirano dictador y gagá
si plácidamente o torturados?

¿Si amados o desamados     si aún el sol
ése que alumbra
ése que caverna
ése dormirá en su explotar
irremediable
como cucaracha enferma de las tripas y campos
donde angustian los deseos?

Y tú que llegas a esperar y ofrecer
como piel y sueño       como temblor en la espina
a sencillo de cambio para sustento
para repetidos espasmos:
¿no también como el sol que alumbró la madre
y la caverna
y antes aún              El Libro de los Muertos?

Y quien que hasta paga
a estremecer el espanto
y conocer y perpetrar la sonrisa
no también como tú        (esperas
por un privado)
o cualquiera otro y vivo
no vendrá el cerramiento
y también sus cucarachas y magots?
La acequia va siempre llena

Piel con dueño        Orquídea de otoño
Abundancia y carencia
También, tú, oh mezquina
oh dadora, oh repartidora de sueños

Y tú que compras?

Torpes             Torpes     Por qué no adelantar
no perpetrar y regocijan
el seguro esclarecimiento, y esperas su llegada
y no refuerzas por llegar pronto a la meta?

Si todos chapoteando, y como arenas, nos cuentan?
¿Acaso desplegar los colores sirve de algo?

No existes               salvo en el mercado lúcido
cuando a lo osco o lo extraviado
Tú que vendes         Tú que lees          o esperas
turnos y tiritas en avance
Y tú enardecida       ¿Qué importa si te eligen?
¿Si te compran como ocio de trabajo delicioso
o medio de virtud mal repartida?

Todos              Nadie engendra una sonrisa
(o, para el caso, odios verdaderos)

Ni el sol que alumbró la madre
que cierra los ojos cuando caminas la mañana
que después de nos transar sin sueños?

Torpes             Torpes         Que no apresuran
Ah, qué trabajo cuesta no quererte
al parecer la vida es una lombriz muy fuerte
y muy dura y muy cabeza-dura empecinada

Ni el mercado embravecido
más ramerizador, más de abalorios y espejismos:
Su lúgubre sirena de acogida

Ah torpes    Ah vivos       Ah muertos.
Perpetúan el atracto         Lo único que tenemos y pérdidas

Deo gratias







   
   

lunes, 7 de julio de 2014

ALMENDRAS SILVESTRES (el 31 de Algo Como Eso)

 
 









desde la parte: FINAL






de: Algo Como Eso








31






ALMENDRAS SILVESTRES





No eres

no definitivo impedimento metafísico
como explosión del magma y su volcán
cada ciclo de alegrías
involuntariamente ser no quisieras
pero eres

tajante ajena
maraquita los ojos almendrados
cabellos de flor silvestre
la pequeña amarga sonriente máscara
lozana alegre para un ajetreo
doloroso de sombras dudas y movidas

cada tarde ingresando al refectorio
de las sombras danzantes
y los espejos como llantos / si los miras
acusadores y ajenos
pero solo miras tus calcetines
como se van llenando de vales y tus misterios
que todos son buenos

Tal vez pases por cigarrerías, que prejuicias
chacoteos de manos que pinturas
polvos que esparces sonriente
despreocupada
como si no hicieras lo que haces
como ranita de suerte en su laguna de Abril
y una risa de estrellas y horizontes

nunca quejas cual si fuera extraña
a tu costumbre la hora en que naciste
que no tus sinapsis mas las del entorno
hacen el circuito de la herida, el silencio
de las sombras y lo extraño como cierto
como bueno

Tan real
tanta existencia:
sonríes en esa desazón
(que estoicas salamandras o escorpiones epicúreos
expondrían los reflejos del asunto)
cuando parecieras vaciar de ideas al encuentro
repletando caridad / y las enseñanzas de la iglesia
como ausentes

/ y el tino ciudadano / y la actual positividad
del argumento / las antiguas gradas
de un tiempo ya en olvido

Como orquídea pequeña, asustada y frágil
Como dos orquídeas pequeñas asustadas y frágiles
Como tres

Más que las uvas y los dardos, esperanzan
las costumbres
solitarias al estudiante novedoso, u ojeras no previstas
del obrero la desdicha disuelven
las varitas
inician, y no atrapan
al hijo en el secreto
ejecutivos solitarios en el rigor del silencio
a la deriva: oriente verdadero
paz ciudadana / como turrones a
pocas lucas y muchas muestras
y para qué decir con los presbíteros
y todo aquello es muy bueno

Conoces la diferencia y la igualdad

funcionaria de fiestas primaverales permanentes
una varita de virtud que ejerce la calma y la alegría
acalla las grietas de la noche
permite no quebraduras tus silencios:
verdaderos y reales y buenísimos

Tino en el desatino sin agobio
decoro en el silencio y esperanza
goce en el destierro y no marchita
tranquilidad y cielos como horizontes quebrados
a las escogidas fuera del ambiente:

Cada cosa en su lugar
y más aún: esa pequeña esperanza
mantiene a flote, pero triste
el burbujear de tu contento

Salones que los marcos espían ansiosos
piezas enrojecidas esfuman desaliños
allí todo y todos visten de murciélagos
como luz virtuosa o canto de cenizas
almendras de paso, frutillas y fresas
una cosa
la belleza no consumen
fuera del ambiente: otra cosa, para calma
y nada y podredumbre y vida donde lo actual
emula lo posible y la ciudad permanece
y la vida es un llanto y no lo es un llanto, a veces
según las condiciones de la eclíptica
y todo es

Fortaleza quiera la esperanza, y del sencillo sobrante
no registre el origen ni delate la prestancia:
La esperanza apuntalan en la sobremesa
cuando el secreto afuera cruje y cruje
y el bullicio adentro suda o suda
y esparce o contrae

El mercado bendito despliega gracia       tanta
y gratuita ajena            como albedrío
Tanto amor selecto y proveído
si hasta lo pasan bien y gastan

Oh la sagrada ganancia plañidera
Oh aquellos más emprendedores
avasallando relaciones, proveyendo florecitas

Qué se creerá que soy, cuentas o murmuras
que a veces te revelas
Quién tu prima prohibió juntar los pasos
donde esperas dos veces por semana
destruyes sagrada la familia y no te tienta
realidad dando tus estudios atrasados
sueños sabrás cumplidos cuando?

Ahora juntas bailan y estrategian
Sonríen con mochila al hombro y con anzuelos
Acompañan en las tácticas del encanto secreto
guías las maneras del encanto publicano
explosionas el encanto en sus raíces y carnadas

Ay, eres tan bella, tan como positiva
la espera, tan como siempre
sonriendo
a pesar que realzas secretos
o penetran al fondo de tu alma

Esto del alma es un decir
nada hay metafísico en el espíritu
solo palabras para muecas irreales y ciertas

Algo como eso
inunda almendras silvestres
recuerdos de praderas
puestas de playas
esplendores del mercado y de las máscaras

Las máscaras son de la cosa la esencia
divina de lo bueno

Y ni siquiera a ti te importa
nada
Lo que se dice nada
Otra cosa es otra cosa, sin puertas

Y ni siquiera silvestres
                                       ni fresas ciudadanas
dejarás herederos de tu astucia
por canto de la existencia
pero no registros de los estropicios: la selección
natural de morales tras las puertas
en las vitrinas      finanzas       candilejas

nadie diría que no te ganes la vida
de la manera más certera
en un mundo
en que todo se cambia

Ah, y eres divina
porque eres buena / y si alguien es buena
es necesariamente buena: buenisísima





  
  

miércoles, 28 de mayo de 2014

DE DUDAS Y DE CERTEZAS (el 27° de Apuntes para un desarrollo subrepticio)

 
 






desde la parte: Momentos objetivos







de: Apuntes para un desarrollo subrepticio






27





DE DUDAS Y DE CERTEZAS





Hacia al norte por tiempos de piedra y cacto:
(La esperanza de fijar lo duradero
no siempre la permanencia del recuerdo
/ si las neblinas cambiadas por reflejos
evitando los comidillos / simpáticos y los desahogos /
no jorobaran tanto)

Lomas, / implorantes espinos, / contritan
rezos (y purgan olvidos de la tierra)
así la memoria pierda su calidad de último recurso
tiempos que esperan, en amarillos cautos
el triunfo cíclico del ocre
/ con su pena. El espinazo quebrado.
(En un tiempo de pasiones y desaparecidos
hasta el paisaje adapta sus reflejos
y posible, a contrario, divertir con prosas
escamoteadas
líneas y copucheos
¿cuántos universos habría entre cada renacimiento
el avatar doliente o el sereno y amoroso?)

El paso en la carencia avizora la incertidumbre
de lo esperado:
Serranos lomos, pájaros escanciados
esas dudas en el momento exacto
abundancia en majaditas
y patas
ocultan dormidos miedos: huellas hombres
cielo en azul y cicatrices
(cuenta, cuenta, suma y sabrás si el amado o el dolido
ve hasta el límite y la serpiente entregará su máscara)
tunares, roqueríos graves
una manera desperdigada y onírica más cierta
que otra normadita y beata
difusos manchones
rastros de casuchas vagas y sus perros

La visión de las carencias advierte
lo vano del intento:
Roseta de retornos, parvas de insectos
espinos
de sol curtidas florecillas
no siempre la técnica impones sus muecas
y sus balas como
blancas penas marrones
o
piños cansados
(aquello que acumula incertidumbre)
de pasos al norte un mirar amarillo
o ciudad sonrisa de romero escaso

Cautos huyen esos montes
presurosos / alambicados / tumefactos
/ ya la inocencia quebrada para siempre
Surge confiado vago rastro de valle
(aquello que desarma la certeza)
el verde asediado / y monta rumbo al rastro
esa faja flaca picuda salobre
hacia menos verdes, hacia duros ocres
/ neblinas / mediocridades / escamoteos / vanalidades
cerrazones

(En un tiempo mezquino donde sólo apuntan a lo posible)
o chistosean conversando en líneas versales
curas y académicos una especie de cansancio
que ya no alegra ni divierte su vacua inteligencia
su cosquillar de hormigas y comezones.






  
  

jueves, 15 de mayo de 2014

CIERTAS EXPERIENCIAS (el 10° de Acerca de naufragios)

 
 






desde la parte: Regreso a la cordura



de: Acerca de naufragios






10




CIERTAS EXPERIENCIAS




Sobre el repetido mismo,
aunque ni un desastre reitera idéntico
ni aunque pareciera,
esas hojas del acanto / y la vergüenza
¿lo irredento caduco?
las nervaduras de la higuera / ocultando
su atractivo

esas consignas en reemplazo de sabiduría

(sustituyen esperanzas que ya no encubren)
como ese auto a pedales desvencijado en la cuneta
y la confianza de su retorno hecha añicos
/ no saca de la infancia

las expectativas ya sin vigencia, ocultos
remordimientos en la costumbre
y sus calambres a la deriva

al pie la jaculatoria persistente y arcadas y fugas
y bragas y pantis melgadas en espera

donde la admiración convence y suena
que si perdura, agrada / o cortada, oscurece
y repetida solo pareciera

/ la claridad del olvido concertado
ritos propaga y puños en alto / y de sacristía, secretos
y señas
(así lo irredento y lo jolgorio encuentren su acogida)

acentos extranjeros en la ciudad acogedora menudean
sin saber
qué dicen las réplicas:

la tectónica humana, los olvidos
(la ciudad que gana, perdiendo la partida
su olvido como obsesión dominante)

esperanzas discontinuas sin consuelo
ya nadie queda, ni el más grande
ni la discípula sorpresa
y entonces para qué? Qué afán en continuar visitas
al Jardín Botánico?
salvo por el encanto de las rosas
y la suavidad cálida
y húmeda del roce de los muslos

acabar diría
y se queda dormida, de inmediato
como si la armada fuera no más que una consigna