miércoles, 28 de mayo de 2014

DE DUDAS Y DE CERTEZAS (el 27° de Apuntes para un desarrollo subrepticio)

 
 






desde la parte: Momentos objetivos







de: Apuntes para un desarrollo subrepticio






27





DE DUDAS Y DE CERTEZAS





Hacia al norte por tiempos de piedra y cacto:
(La esperanza de fijar lo duradero
no siempre la permanencia del recuerdo
/ si las neblinas cambiadas por reflejos
evitando los comidillos / simpáticos y los desahogos /
no jorobaran tanto)

Lomas, / implorantes espinos, / contritan
rezos (y purgan olvidos de la tierra)
así la memoria pierda su calidad de último recurso
tiempos que esperan, en amarillos cautos
el triunfo cíclico del ocre
/ con su pena. El espinazo quebrado.
(En un tiempo de pasiones y desaparecidos
hasta el paisaje adapta sus reflejos
y posible, a contrario, divertir con prosas
escamoteadas
líneas y copucheos
¿cuántos universos habría entre cada renacimiento
el avatar doliente o el sereno y amoroso?)

El paso en la carencia avizora la incertidumbre
de lo esperado:
Serranos lomos, pájaros escanciados
esas dudas en el momento exacto
abundancia en majaditas
y patas
ocultan dormidos miedos: huellas hombres
cielo en azul y cicatrices
(cuenta, cuenta, suma y sabrás si el amado o el dolido
ve hasta el límite y la serpiente entregará su máscara)
tunares, roqueríos graves
una manera desperdigada y onírica más cierta
que otra normadita y beata
difusos manchones
rastros de casuchas vagas y sus perros

La visión de las carencias advierte
lo vano del intento:
Roseta de retornos, parvas de insectos
espinos
de sol curtidas florecillas
no siempre la técnica impones sus muecas
y sus balas como
blancas penas marrones
o
piños cansados
(aquello que acumula incertidumbre)
de pasos al norte un mirar amarillo
o ciudad sonrisa de romero escaso

Cautos huyen esos montes
presurosos / alambicados / tumefactos
/ ya la inocencia quebrada para siempre
Surge confiado vago rastro de valle
(aquello que desarma la certeza)
el verde asediado / y monta rumbo al rastro
esa faja flaca picuda salobre
hacia menos verdes, hacia duros ocres
/ neblinas / mediocridades / escamoteos / vanalidades
cerrazones

(En un tiempo mezquino donde sólo apuntan a lo posible)
o chistosean conversando en líneas versales
curas y académicos una especie de cansancio
que ya no alegra ni divierte su vacua inteligencia
su cosquillar de hormigas y comezones.






  
  

jueves, 15 de mayo de 2014

CIERTAS EXPERIENCIAS (el 10° de Acerca de naufragios)

 
 






desde la parte: Regreso a la cordura



de: Acerca de naufragios






10




CIERTAS EXPERIENCIAS




Sobre el repetido mismo,
aunque ni un desastre reitera idéntico
ni aunque pareciera,
esas hojas del acanto / y la vergüenza
¿lo irredento caduco?
las nervaduras de la higuera / ocultando
su atractivo

esas consignas en reemplazo de sabiduría

(sustituyen esperanzas que ya no encubren)
como ese auto a pedales desvencijado en la cuneta
y la confianza de su retorno hecha añicos
/ no saca de la infancia

las expectativas ya sin vigencia, ocultos
remordimientos en la costumbre
y sus calambres a la deriva

al pie la jaculatoria persistente y arcadas y fugas
y bragas y pantis melgadas en espera

donde la admiración convence y suena
que si perdura, agrada / o cortada, oscurece
y repetida solo pareciera

/ la claridad del olvido concertado
ritos propaga y puños en alto / y de sacristía, secretos
y señas
(así lo irredento y lo jolgorio encuentren su acogida)

acentos extranjeros en la ciudad acogedora menudean
sin saber
qué dicen las réplicas:

la tectónica humana, los olvidos
(la ciudad que gana, perdiendo la partida
su olvido como obsesión dominante)

esperanzas discontinuas sin consuelo
ya nadie queda, ni el más grande
ni la discípula sorpresa
y entonces para qué? Qué afán en continuar visitas
al Jardín Botánico?
salvo por el encanto de las rosas
y la suavidad cálida
y húmeda del roce de los muslos

acabar diría
y se queda dormida, de inmediato
como si la armada fuera no más que una consigna