jueves, 31 de marzo de 2011

EL BIENAMADO DE LOS DIOSES (y otros dos textos afines)





EL BIENAMADO DE LOS DIOSES




El mercado regula solo su dominio:
planea ojo avisor a cualquiera carroña
nada escapa a su vuelo en las profundidades
del egoísmo
y si no le interfieren conduce al mejor de los mundos
con hambre
al de los óbolos en vida
a las acomodaticias reliquias sagradas
la población de escarabajos rastreando excrementos
los sentimientos que prueban su existencia en todo lugar

Sobran ansiosas esperanzas en busca de su premio:
volverán a sumergir en el pueblito abandonado: el retorno
crecerá como la espuma

desregulando y desbarrancando:
el cálculo de lo efímero
disputando a carroñeros aventajados
exigiendo la primacía de sus garras y picos
excediendo en lo probable las exquisitas arrancadas de tarro
las metamorfosis orgásmicamente abrumadas de la santa
místicos abruptos del espíritu:
la pobla acogerá redundantes las hijas del exceso

Sus avispas y creadoras:
gozan merecidas: enviadas del Eterno
que si no aquí en la otra tendrán su merecido
su tesoro amarillo o verde o desplumado

(Herederos de los tátara antes del olvido
no queremos rechazar: la bienaventura
donde también sus creadores y misterios)

El mercado engendra el fundamento: nuestras
sociedades + civiles y sagradas y venerables
el poder transparente de lo que repta
como lo más oscuro de lo oscuro:
lo claro de lo claro
la piedra ara de los sólidos Estados
de belleza y delicia y condominio:

la fe                            esa uteración codificada
                                   re signada en lo malholiente
                                                       de lo sacro
                                   en la fuerza del pasado: lo sólido
la esperanza                en lo escrito y vagabundeos
                                                       heredera de libros
la caridad                    en gotas rebalsadas como exuberantes
                                   reliquias preciadas en el ara
                                   y sus excrementos

Los Mall: los embelecos
el oro-pel que amalgama
protege la inocencia
promueve el goce de las ingles

Los capi-listos sortean sartén por el mango
y conceden indulgencias:

gozan los corcovos del amigo justiciero
bendicen los dioses tutelares
ejecutan la maldición prometida:
evitan el destierro

Para quien conoce y manipula los clubes
de la secta iluminada:
el mercado:
el paraíso en predestino
aquí en la tierra           de llanto       dudoso:
el reino de dios prometido a los humanos:

Propiedad                   el ara de la dicha
Libertad                      nuestra autocondena en el fracaso
Igualdad                     asegura merecidos y aromáticos
                                   cadáveres y simulacros

(Fraternidad?:             antiguo grito descarriado
aditamento como mirras o balandros o telégrafos
sociedades esotéricas en la retaguardia o
la contemplación del ombligo
trasnochados inciensos    magnetos polarizados
utopistas o carniceros
antiguallas de moda en la morálica molicie de la plata
y el oro y eternos como filosofales guijarros)

En el mercado: vario pintos engendrados todos como hijos del dios
                                   más verdadero
                                   el de los 70 veces 7 engendros

Igualdad:                    tú y yo         esperanzan la fuerza del manejo
                                                       los 700 más uno
                                   yo y tú         la amortizo por decir algo
                                                       como tres en uno
relación sutil entre iguales necesarios
obedientes y divinos

Propiedad:                  tú                 brillan dueño libre
                                                       redento asiático
                                                       mariposa consagrada
                                                       69 exquisitos
                                   el ser            la fuerza del sudor
                                                       la oración concedida
                                                       sin ataduras el más libre deseo
                                                       como estrella que guía
                                   nos               propietarios propietarios como tú:
                                   tan otro        tan cordero
                                                       los medios del hacer: las palomas
                                                       sonríen los cuervos:

amorosa relación suficiente             LA FAMILIA
                                                       cementa iguales con iguales
                                                       tortugas con amarras
                                   jurídicamente crismas en la fe
                                   los papeles y las dichas

Libertad: tú                 albedríaca carroza amapola
                                   arriendas la fuerza sudorosa
                                   y al enviado das hosannas
ella                              libremente en la amistad y la avaricia
                                   adquiere y realiza los deseos
                                   al mejor postor: ya no siervos
                                   ya no duques salvo armaduras herrumbradas

Fraternidad:                Nosotros
                                   de vez en cuando / solo como héroe
                                   cuando         mueres de hambre casi
                                   la salvación de las almas

entonces cariñoso       yo:               doy limosnas:
                                                       que sigas existiendo

y
él
refocile
a continuar                  la caridad bienamada:

engendran hermosas                       esperancen
                                                       los privados
                                                       reluzcan las tiaras
                                                       los callados

En el mercado / por él y en él: / crean mariposas individuos:
                                   iguales         a la espera de la dicha
propietarios                                     el sudor de la especie
                                   libres:           en la condena originaria:

Felices                                            como chanchas en el barro


(Y el dinero?:              el barro        el barro
                                   el barro        la troca que te exuda:
                                                       el 666
                                   el acomodo de Juan
                                   el lodo nos forma
                                   la ceniza que nos paraísa prometidos
                                   el barro y la higuera
                                   que nos arma: cementa
                                   quimera real: nos atrapa y rige
                                   el cielo prometido

y domina y adopta      la forma de quimera:
                                   de capital como signo
                                   de miles de manos:
                                                       de dios en la tierra)
                                   de en todo lugar: de en lo ve todo
                                   de en lo ansia y lo bendice
                                   y lo ilumina


¿Y esto es un poema?
                                                       Aguaca con lodoco

                                   dicen misioneros







LA UNDÉCIMA PLAGA



Este que una vez un río escuálido
cuyas aguas apenas hacían murmurar las piedras;
en su rivera pastaba una vaca flaca,
flaquísima: y todas las personas en rededor
a penas vivían flaquísimos
de su escuálida leche.

Algunas personas tomaron posesión de la vaca
e hicieron que los otros les transfirieran leche
de sus escuálidas raciones,
a cambio de vales con esfinge de vaca,
y se pusieron gordos y rozagantes
y dichosos,
y obligaron a los escuálidos a canalizar el río:
éste creció y se puso torrentoso
y parió una vaca gorda que se comió
a la vaca flaca
y se puso gorda gordísima
y todos: gordos y flacos
se reconocieron individuos por gracia del número de la vaca.

Y vino una sequía
y el río se encogió
y parió una vaca flaca
que se comió a la vaca gorda
y los flacos, más flacos,
y los gordos, más gordos;
y vinieron lluvias torrenciales
y el río creció y creció y parió
una vaca gorda que se comió a la vaca flaca,
y se puso la + más gorda gordísima que todas,
y los gordos + gordos
y los flacos + flacos,
y así,
hasta que todos los individuos
eligieron 1 consejo.


Y dijo el oráculo, y su intérprete:


Produce poco
y pasas hambre.

Produce mucho
y pasas hambre.

Siempre pasas hambre.

Salvo que acumules,
entonces:



Acumula poco
y pasas hambre.

Acumula mucho
y pasas hambre.

Siempre alguien pasa hambre,
salvo que trabajes,
entonces:



Trabaja poco
y pasas hambre.

Trabaja mucho
y pasas hambre.

Siempre alguien con mucha hambre,
a menos que estudies,
entonces:



Estudies poco
o estudies mucho
siempre alguien
cesante, innecesario, superfluo,
rechazado de los espejos,
tan olvidado de este dios del río oscuro,
en su infierno,
tan necesario,
hecho de hambrienta mirra,
sediento incienso,
pestilente oro,
aunque te asomes a la ventana como una vaca gorda
comida por una vaca flaca comida
por una vaca gorda
comida,
y así
hasta que los individuos vuelvan a ser personas:

Y habrá sólo personas atléticas,
y vacas pastando.

23-28-29 enero de 2007






-----------------------------------------------------------------------------------------------



DEFINICIONES EN ESPIRAL
(o la multiplicación de los peces)

- Qué es el mercado?

El mercado es el lugar donde intercambian
una pata quebrada,  un cohete a goma
los excedentes: penetra
al interior, gruñendo como espada,
generaliza lo cambiado
como si a toda la luna la brillara
individua al cambiante:
tortuga que se arrastra
despersonalizando, innecesario, como a superfluo,
a pelota de aserrín
a disgregado buscando su muñeca de trapo en
los espejos.


- Y el mercado generalizado?

Ah!
Ay!

Eso es un río como una vaca gorda
comida por una vaca flaca
comida por una vaca gorda
comida por una vaca flaca
comida por


- Hasta Cuándo!

Una vaca
Hasta que globaliza.


- Y qué el mercado globalizado?

El mugido sordo de una vaca gorda comida por una vaca flaca
comida por dos vacas gordas comidas por una vaca flaca
comida por tres vacas gordas comidas por una vaca flaca
comida


- Basta!

Basta que 7 in div i duo s multipliquen por 70 personas:
(70 veces 7 innecesarios disgregados y competitivos,
en 9 x 9 universales y sujetos, y centrales cooperando):

cuando sólo puedas recibir lo que das:

Amor si amor.
Paz si paz.

Y ya no hay + mercado.


- Dónde la viste!

En el axioma de elección:
Dice que puedes extraer un elemento de cada conjunto del arreglo:

Pero no te dice cómo.

Por eso: de una esfera sólida, como pan, que partas en cinco,
puedes re-construir dos: tan sólidos y del mismo
tamaño con sabor a Macondo y a la doble multiplicación de Marcos
echándose cortados al Pedro y sus secuaces;

- a eliminar la carencia de contacto?


(Sí. Qué otro: el directo)

expandir la igualdad de relaciones
una alfombra voladora para cada muñeca
aroma de eucaliptos.

Donde si das sonrisas, te sonríen.
Si visitas enfermos, te visitan.

- Y qué la propiedad privada
entonces sin bacinicas ni alfajores?

A la sombra de una relación flaca y querida
obscurecida en claro por una relación flaca y gorda
comida por una relación gorda y flaca
comida


- Sí,   Sí,         eso       eso        eso     el capital.


Fernando Reyes Franzani
23-24-25-26-29 de enero/ 12 de febrero de 2007










-------------------------------------------------------------------------------------------------------



CERTEZAS



CERTEZAS

Hay un algo cierto que se va escurriendo
(y no son los dedos los inhábiles)
todas las noches algo +
todas las mañanas algo –
y al despertar las sumas se hacen
+ arduas.

No hay genio en la botella que socorra,
la maldita botella de esas noches, de esos días
no hay esperanza en este duelo con
la aritmética
la constancia de esos días, de esas noches la certeza.
El gris se va apagando.

Y el sol que se pone y sale
y al ocaso
a veces la luna acompaña

y en ese + :              / atrapas lo que escurre
y en ese – :              / se va escurriendo
el sueño de los días.

Esos sueños ya envasados
los
sobre aquella lancha en el lago de los sueños.

Esos sueños con redondos colores
apuntalando
desmoronadas pesadillas
apenas los ojos cierran
y vagan por el lago.

Y caso no hago, o trato, de lo negro
diciendo como letanía:
todo blanco.

Saber la cercanía
tan cerca
tan a la vuelta de la esquina, obliga
lo menos en más
lo más que atrapo
crece / crece / crece extraño

y ese genio en la botella: ríe.

No son los dedos los inhábiles.


EL RÍO APACIBLE



(desde: <Si tan solo existieras>)


EL RÍO APACIBLE

No tengo tiempo.
No tenemos tiempo.

Dónde están las esperanzas, que ayer guardaría,
por si mañana
aquélla que no respondiera?

¿Hay alguien?
¿Hay allí alguien?

La tarde aproximando perpetúa un tiempo exuberante.
Ah, aquí están las malditas.

¿Quién me las subvierte?
¿Quién juega a promover desazones?
¿Quién responde de sus actos?

El río es apacible cuando es apacible.
¿Por qué nadie contesta?

No creas su apariencia, de paz, de dulzura.
Es traicionero, como aquello que no conoces,
aunque trates,
y no le remuerde la conciencia.

Porque jamás serás el otro
diluido bruscamente.
¿Hay alguien?
¿Hay sin embargo alguien?

¿Acaso vas con tu camisa chorreando
en busca del tiempo
- tu tiempo sosegado -
atónito,
tus pulmones llenos de lluvia,
tu pasar de tiempo cumplido en punto,
y helechos, y fucsias de mejillas,
tus gusanos diligentes,
y el cajón de mañío que no presumías?

¿Por qué no contestas?

Ah, qué río tan apacible ¿verdad?

¿Quién,
quién la distribución clandestina
organizará los libros a tu padre?

No tenemos tiempo.
Nunca hay tiempo para nada.

Y, Millaray, con quién compartirá
el humo de tu yerba?

¿Hay todavía alguien?

¿Hay allí alguno?

¿Hubo, nunca?

Tal vez los cisnes de cuello negro continúen alzando su vuelo
los coipos construyendo sus nidos
de barro y paja

acuáticos junto a la isla

y las bandurrias, chillonas
sus formaciones en escuadrilla, a contra luz de la tarde.



---------------------------------

SONETOS



Quién no se ha visto tentado con la forma
para luego irse de bruces?

También me ocurrió.

Pero fue interesante.

Aquí 13 muestras de un intento que si bien
no siempre feliz, me enseñó mucho
de todo, y de respeto.

Aumentó enormemente mi admiración por
los Maestros del pasado.
-------------------




(Desde: <Sobre-tiempo>)

-------------------


Hacia el norte del estío

Abierto instante bajo los olivos
y naranjos, tus regustados dejos,
al huir de otra sombra, tan ajenos,
fuimos pesados: de durar mezquinos.

Quietos, al borde de casual estío,
en ardiente rito, ya en destierro,
blandan las quejas, trocan los silencios,
de oro y lodo, o gusanos de un olvido.

Desde tu vientre de agua y de arena
hube en llevar y traer el recuerdo
de noches de surcos: ritos furtivos.

Guardé tus dejos y la gloria pena:
Quiso mi tiempo que naciera muerto
único encuentro que me supo vivo.

--------------------------------

Neblina de lo eterno efímero

¿Recuerdas? En la cumbre y cercanía
dos eran que en barro erótico amaban
junto a siete pecados que prestaban
su sed de cielo a nuestra valentía.

Que allí un pecado capital crecía
ambos oscuramente lo pensaban
lodo: y primordial falta azul dejaban
inocente el secreto que vivía.

Junto a íntimo boldo fue aquel juego
de agua y greda, de manos y figuras,
donde un roble, de siete, no existía

ese invierno robado y dado al fuego.
Hoy recuerdo el secreto y las ternuras
de infancia: modelando lejanía.

----------------------------------------

Rosa en candado

Para mi greña: ascenso de peldaños.
Rosa secreta, insospechada estrella,
mostré palurdo y a trocar por ella
de su palabra momentos como años.

Huí la duda de nacientes daños
que apóstol de cordura curte bella,
de escarpada roca, ella; yo sin huella
con silencios, palustre, sin escaños.

Momentos de tu encuentro sin futuro,
palabras que perturban mi pasado,
rosa de fulgores, dolor presente.

El tiempo de mi tiempo tornó oscuro.
Secreto nunca nuestro fue cortado:
Taller de casi vida y tan ausente.

----------------------------------------

De ateos y creyentes

¿Qué pueda decir que no esté ya dicho?
Ya no encuentro palabra enamorada
de tus huesos, mis huesos, su morada
a mi carne tu carne den por nicho.

Que nos sea el silencio, tuyo y mío,
y en sus signos blándannos sabia espada,
fulja y desrecójanse en la ensenada
última, nuestras ruinas del estío.

¿Coronados más allá del ocaso?
¿Humillados botón ante horizontes
sería nuestro sueño realista?

Juntos seremos del gusano caso.
Estiércol más allá del Tabor Monte.
No habrá mirada en la postrera vista.

-----------------------------------

De eterna grana

Hay quienes lloran tu belleza vana,
o ironizan tu efímera hermosura.
Para otros simbolizas la locura
de la rosada vanidad humana.

Mas yo sé que tú, rosa, no eres nada
más que una trampa llena de cordura,
donde tu sexo expones con finura
al insecto que cumple su jornada.

Y sospecho una flor de eterna grana,
para siempre rosa, incastamente bella,
tan desnuda sexual rosa tu estrella
ni la corten ni te hagan breve y vana.

No es mi pena la rosa del verso
ni me afana el estéril esfuerzo.

---------------------------------------

Rosa de tardanza

Para ti, que fuiste un sueño, que muerta
ya estás purificada por el fuego
imaginado en túneles de ciego,
bancos re cifrados de espera cierta

construyo esta plegaria de esperanza:
Rosa renovada: Rosa de amor:
Codiciada en alturas de dolor:
Alejandrina rosa de tardanza.

Para ti este amor imposible y ciego,
que no podrás rechazar, ni aceptar.
Principio y final de todo misterio:

Derramas en aromas el desierto:
Perseveras en el color del azar:
Tú: mi puñal, mi espejo, y mi salterio.

----------------------------------

Espejismo de lo efímero

Eres como te recuerdo, dormida.
Dos ojos llamándome desde el techo,
o encerrada y viva en tu oscuro lecho,
dueña de ti misma. Tú y tu vida.

Tres semanas juntos, después huida,
de vuelta en tu universo tan estrecho:
Los mismos rincones, el mismo trecho,
tus sueños donde juegas a escondida.

No transas tu destino ni compartes,
y si a mí has tornado son tus artes
tomar lo que te ofrecen, sin promesa.

Soy yo quien algo cree compartimos.
Tú, ajena a mis ajenos desestimos.
Yo, sigo en la ilusión y mi torpeza.

------------------------------------

Sin salida

Hecho viviente a penas y recuerdos
te lleva cardón incrustado al pecho,
donde le incubas picudo barbecho
de pasiones de mico, vuelos lerdos.

Tu ideal le hizo como a lobo y cerdos,
a más cerruco cuanto más derecho.
Tu vientre rompe su clamor estrecho:
tantos destierros cuanto menos cuerdos.

Estoy exhausto, bruja, me has vencido.
Si nuevo intento, viejo derrotero.
No hay llamas: cenizas muertas, huesos.

Cual pasión de víbora fue tu nido.
Al final triunfaste. Ya nada espero.
Vamos, tú y yo, para siempre presos.

------------------------------

Esqueleto reiterado

Tal vez fui quien te hubo desalojado:
Lo cierto es que de mí te hubiste huido.
Quiera el destierro, un nuevo desolvido,
nos reencontrase juntos el viejo hado.

Que tu vida el futuro de mi vida
sea, y tú, mi ala demorada crezcas,
y así tu tiempo de futuro y yesca
queme el punto picudo de la espina.

De vida que se agosta con su espera.
De cabeza que añora su carcona.
De esqueleto que implora su cadena:

Mi sangre y su renuevo con tu sangre.
Mi suerte y su mezquine el asta roma
despiadada, no aplaques su desangre.

----------------------------------

Como en día de San Martín

A la España, alumnestro aventajado,
propinaste tu propio franquetazo,
y llegas al resquicio de tu ocaso,
en tu final, temido y torturado.

La más fina ironía de la vida
te dio poder de confirmar la muerte:
y cuando al fin llegó tu propia suerte
fue con suerte de torturada vida.

Pequeños de empequeñecida España
tu exquisita agonía prolongaban
y avivando tu agonía alargaban
moribunda la muerte de tu España:

El final del Caudillo y su tortura
fue espejo de su Estado de locura.

---------------------------------

CASUAL DESTINO

Es torpe, tú ya sí lo presentías
cuando apostaste la tarde final,
nuestro aburrido dilema, fatal
velo, que defendamos con porfía

las palabras, que el tiempo cuerdo gasta
o criando mil afanes que el futuro
cuando oscuro, vendrá de ajeno y duro
el día de presente, a colmar hasta

sus más pueriles trucos y artificios.
Porque el tiempo que al fin fue casi nuestro
borrarálo aquel pasado más diestro

que ya tiene en figuras, edificios.
Tercos, seguimos el juego de escritas
dulzuras de estas memorias finitas.

---------------------------------

DUELLUM REACTUALIZADO
                                                  Homenaje nº38

Dos poetas se encuentran frente a frente
torsos desnudos sus muslos enlazan
forcejean sudan frotan sus armas
exhaustos luchan sus odios urgentes.

Preñan el aire de roncos jadeos
ansias sangrientas en duelo fatal
amorosos jóvenes en mortal
tormento absortos dulces escarceos

donde la lucha impone su delirio
sima ardorosa de infierno gozoso
abrazados se consumen de amor

maduran sus tiempos en cuerpos ardidos
torpemente amigos ruedan fogosos
a otra lucha de excusable pavor.

-----------------------------------

VOY ... COMO UN CIEGO
                                      por las transparencias (IDEM)

Nunca supe tu nombre. Permanezco
condenado. No encontrarlo. No serte.
Todos los tiempos de huellas y buscas.
Con ansia de sed tu falda. Tu estatura,
como sal de presencia vacilante.

Blusa blanca encendida. Rayo negro,
llama, llamada, llamarada, muerte.
Vívida prenda de ascuas, brasa viva.
Soñaciones de serpientes, manzana.
Verte y no verte y saberte de muerte.

Todos mis días de sol, si tú fueras.
Todas tus noches de luna, mi carne.
Verte y no verte, de hieles y sales.
Tiempo que empozas. No sabes y dueles.


frf