sábado, 31 de agosto de 2013

ATRACTIVOS DE pájara pinta (de: El Paraíso Desubicado)









Desde Los Avances Iniciales
de El Paraíso Desubicado



13
ATRACTIVOS DE pájara pinta




Recordábale letanías, nostalgia insoportables que invadieran
su vientre y su memoria de húmedas realidades
o cruces secas ya sin nombre:
Seguir respirando fue cerrar páginas a ese perpetuar
descuidos y su destino,
sufrida la perdida calma, el subterfugio
que encierra la derrota:
tan denso se volvía el aire que los suspiros
ya no podían liberar la congoja,
los postes eléctricos supieron de aquello
y los mismos pastelones guardaron un silencio prudente:

Recuerdos nunca gastados
cuando el camino abatido        y mustio
cuando asoma la ventana         y desprovisto
cuando corpiños blancos         o caídos
a medio instante sus manos casuales
como puestas en lo oscuro      o excusas.

Fijadas en tiempos sin retornos
en tiempos donde la oscura huella afanosa
la mirada diestra como todas las percepciones y su ciclo:
vitrinas, robustos guiños que convencen a destiempo con el paso
de horas marchitas y veredas estériles
esos nuevos campos donde ya ni un grito
sería capaz de fijar la tarde o promover un nuevo comienzo.

Angelical y certera: muéstrale oscuras
guindas de queruba o rechazos a la distancia
distrayendo para siempre la posibilidad del avance.
La sonrisa de experta y de aguilucho.
Y sóplale un beso, como diluvio acontecido,
a través del vidrio que cierra el atajo y distante
por veinte años, sin dominios, con todos
los domingos que serían igualmente ausentes
dormidos, ya completamente agregados a las brisas.

Siente como si el ayuno en ruinas, ya pretextos
o canta + fuerte el venid y vamos, o perdido:
Como si aún fuera noviembre en lo vivo del espectro
y la congoja.

Hoy que ya no viene, ni florecen,
ni perciba el reflejo del intento
porque sólo textos o percepciones diluidas:
sólo gorriones y anotados en la grama de los cables:

Sombras en mundos ficticios, demorados,
palabras y entregas sin retornos.