viernes, 4 de octubre de 2013

TE QUIEREN VERDE: NO (de: Carteros atrabiliarios, dulces energúmenos)

 








desde: Carteros Atrabiliarios, Dulces Energúmenos




TE QUIEREN VERDE: NO







23


Negro Secreto     Risas azabaches
Rocío moreno

Llora por tus lengas que no serán más
Sospecha tus ulmos que tampoco
Llevan tu centro oscuro     tu cielo rojo
transformados: humo destituído
Ganancias rancias y coludidas y secretas

Caen a cántaros degradados     secos
Lágrimas inaceptadas

las cámaras          oscuras como cuentas bancarias
los quietos           las cenizas pájaros / sus huesos urnas
esos distantes       ángeles neblinas y agonías
                            plásticos dispersos

Como la postal que no has confirmado
y la distancia acrecienta el despojo y la duda
y las sílabas desorientan lo imposible del encuentro

Podrán atrapar tu queja sin residuos
como copihues al amparo de fierros
porque la ilusión     porque la falta de obstáculos salvables
aconsejan esa vista estrecha
o el olvido: una huída de almacenes
una desvergüenza de empresarios exitosos

Quebradas sombrías: Cerros truchos como tus sueños
fucsia en botón abrochada a puñales corroídos
Laderas núbiles      lianas exuberantes que
conocen no oleajes ni calmas
ni permanencias en la tierra fértil

Paisajes o figuras sombra o distantes
Velos demorados donde embarcas a los pies
de los accesos     esos desconocidos y olvidados
los mañíos en el suelo o recuerdos borrosos
coigües que ya no suben a tus cielos de cobalto

extraños           como las astutas sirenas y sus redes
huidizos           como los queltehues mudos y varados

tornados falsos como engrifados colibríes
hongos tan secreto     tan como cernícalos ciegos
como lentos pastizales donde los secretos
y esa palma tostada en la ceniza
arruinantes rayos
alas negras y distantes / húmedas y copiosas
esas plumas al vuelo / ese barranco inquieto
y fijo como corteza lisa o medida
ruidos anegados y pajonales rotos

Dan la hora de penetrar tus lianas mudas
tus tortuosas al vuelo /copihues mustios
de ya tienes palomita
que ya cansancio o asoma su blancura
que torcacilla al vuelo derribado
certeza entre tus plumas negras por la demora

Ay destino negro     ay
secreto del desencuentro desquiciado
y azabache    como si fuera destino
moro o cansado
o la certeza de allegarse a casi
tortolita mustia
casi futuros ciertos /casi
sombras de aceitunas varadas en cierne o
instantes de canelo y agravio
recuerdos de brisas porque entonces
y hualle y sumergido

Ay sino sombrío de cansancio
sudor de canelo /de prisa renga
/hualles permanentes en la demora:
Plumas chamuscadas

Ay princesa hualle: rubia de tan negro
y tu tiempo cortado y exprimido y despoblado y mustio