lunes, 20 de enero de 2014

ASUNTOS DE UNA MIRADA o contraseña (de Notas para un desarrollo subrepticio)







De otro tiempo: Salvados del diluvio





desde: Notas para un desarrollo subrepticio, personal






2




ASUNTOS DE UNA MIRADA o contraseña



Pudo haber sido:         Hazme leña
como quejumbre originaria      que clama su adherencia
su manera de ejercer el dominio
como un viento agitando las crestas del recuerdo
como un retorno a una maldad nueva

o antes bien                 pudo hazme chispas
el arrojo en la audacia / con un denuedo
de acogida        o llama en su arrebato
aún no plenamente encendida ni a su máxima voz
en el inicio del coraje y su soberbia

/ en cambio y en silencio       y fogoso en la ceniza
esa voz interna            y clara
como si todo el destino estuviera en juego:

pero ni frío ni a crepitar sereno
en la mirada oscura         /el aroma desplegado
o en la brisa retorcida      /la vana espera
cuando ya los espinos parecían huecos y superfluos

Tal vez así ya no estorbe:
aunque así fue sentido en esos campos al paso del destino
y su huida
y su llegada

Incierta la vida marca su derrota cuando
no existen huellas a seguir
ni aves mostrando cuáles semillas

y frustra y poca esperanza
las marcas de esas decisiones ajenas
en esa tierra impropia
sin húmedo o extraña      /ni sombra

al eriazo      salvo a crepitar en el ajeno
en el círculo / o la acogida

De ahí el club de los misterios    la copa y la noche:
todo dispuesto para hacer la diferencia
y hasta:

Hazme leña      o leñador      para el desolo
para el proscrito        o efímero momento:
encontró su cabida en el cálculo azaroso

en cenizas y comienzos
/acomodos y pedidas:

Ramas como torturadas
Nubes como ausentes
Candados como marcas

y había un tren al paso y un mirarse en la huida
y los campos añosos y secos de espinos que pasaban
con su aroma apenas sugerido por una mala
gramática y más incierta trama de montaje inesperado

y las canciones de moda llegaban como espíritus
del más allá en una presentación de ultra-realismo o tumba:

Y ellos ruedan: leñador
Y ellos urgen: leñador


Y ellos claman: leñador

y re-torción y re-torcido
y algo como amores    o la aventura


Tal vez lo sepa nunca

El primero recata y urge y calla y desliza el segundo
y la perla matemática desplegó a su lado
el encanto de deducir la vida y su lógica de espino
a medio palpitar

como ecuación de segundo grado:

De intento
de esa des-unión     el intenso en esa greña
sombras hacia el alto camino de San Agustín
para un destierro seco como astilla
como curva en busca de su montaje huidizo

y sin ajustes

como
           dimensiones que se escapan o castigo
y hasta leña que no encuentra su acogida