sábado, 26 de julio de 2014

METAFISICA I (el 35 de Algo Como Eso)






 

desde la parte: FINAL


de: Algo Como Eso





35






METAFISICA I




Sabe bien / que morirán      Todos          en la hoja-ruta
lo siente, lo exprime, lo existencia:
Lo inmortal no existe      salvo como sueño
Aún el sol que nos alumbra
Que alumbró a la madre

A reiniciar los ciclos renovados      Aún el Sol
El astro que renueva, ya no oculta los misterios
Aún los que adormecen      su inquietud
con futuros
venideros ya pasados / van derechos a la cripta

¿Qué puede importar si no nacido
si tirano dictador y gagá
si plácidamente o torturados?

¿Si amados o desamados     si aún el sol
ése que alumbra
ése que caverna
ése dormirá en su explotar
irremediable
como cucaracha enferma de las tripas y campos
donde angustian los deseos?

Y tú que llegas a esperar y ofrecer
como piel y sueño       como temblor en la espina
a sencillo de cambio para sustento
para repetidos espasmos:
¿no también como el sol que alumbró la madre
y la caverna
y antes aún              El Libro de los Muertos?

Y quien que hasta paga
a estremecer el espanto
y conocer y perpetrar la sonrisa
no también como tú        (esperas
por un privado)
o cualquiera otro y vivo
no vendrá el cerramiento
y también sus cucarachas y magots?
La acequia va siempre llena

Piel con dueño        Orquídea de otoño
Abundancia y carencia
También, tú, oh mezquina
oh dadora, oh repartidora de sueños

Y tú que compras?

Torpes             Torpes     Por qué no adelantar
no perpetrar y regocijan
el seguro esclarecimiento, y esperas su llegada
y no refuerzas por llegar pronto a la meta?

Si todos chapoteando, y como arenas, nos cuentan?
¿Acaso desplegar los colores sirve de algo?

No existes               salvo en el mercado lúcido
cuando a lo osco o lo extraviado
Tú que vendes         Tú que lees          o esperas
turnos y tiritas en avance
Y tú enardecida       ¿Qué importa si te eligen?
¿Si te compran como ocio de trabajo delicioso
o medio de virtud mal repartida?

Todos              Nadie engendra una sonrisa
(o, para el caso, odios verdaderos)

Ni el sol que alumbró la madre
que cierra los ojos cuando caminas la mañana
que después de nos transar sin sueños?

Torpes             Torpes         Que no apresuran
Ah, qué trabajo cuesta no quererte
al parecer la vida es una lombriz muy fuerte
y muy dura y muy cabeza-dura empecinada

Ni el mercado embravecido
más ramerizador, más de abalorios y espejismos:
Su lúgubre sirena de acogida

Ah torpes    Ah vivos       Ah muertos.
Perpetúan el atracto         Lo único que tenemos y pérdidas

Deo gratias