lunes, 17 de febrero de 2014

ALGO COMO UN RASTRO (el 8 de Acerca de Naufragios)

 





 


de la parte: Regreso a la Cordura





desde: Acerca de Naufragios




8






ALGO COMO UN RASTRO





Fuera descentrada como locos sin cenizas
en los comienzos de una primavera interrumpida
/ de modo abrupto: los blancos pétalos caían.
Ayer tampoco andaría mejor de la penosa fidelidad
a la blancura.
Pasado el instante quedó en cama inerte en la huida
donde consignaba brillantes elucubraciones y decires
no emitidos para nada.

Como ejemplo escribió para momento ya en recuerdo
así como en días de temporal o excusas
o cuando el sol excesivo o la lectura de libros
perdidos antes del inicio del olvido.

¿Estará aún consciente cuando explote el pasado?
Lo que no será ciertamente retorno
ni siquiera esas camelias recordadas en el patio
esas faldas y blusas y máquinas de escribir
o el galope en el salón de los azules:
Los almendros en flor ya no recuerdan la blancura
de esos tiempos de calma y exterminio.

Cuando lo sepa será, como siempre en primavera
presente, con algo de retraso en la explosión
de los blancos arremolinados en la vereda
/ y si fueran volantines o cucarachas
tendría que deducirlo
y no de la cuenta: porque el sol persistente
confunde los ciclos
y dado a las fijaciones de las líneas en las ingles
distorsiona los ensueños.

Y a nadie le interesa.
O podría ocurrir un quedar inconcluso como todas
las cosas de la vida.



  
  

martes, 11 de febrero de 2014

(Despedida); el 16 de Notas para un desarrollo subrepticio

 
 





de la parte: Cuando el comienzo estuvo cerca







desde: Notas para un desarrollo subrepticio
el II del Tríptico del Tránsito al no Retorno







16






(Despedida)
                     


Sol preservado en arena de luna creciente
Espaldas milenarias o cadáveres de tanto tiempo
La tierra desavergonzada muestra sus llagas marinas

Donde el hombre aún no peca sus vísceras de conchas
En cales demoradas      Sin aguas tarifas ni pájaros mecánicos

Eran las noches cruces ensambles
Locuras luminarias donde la noche pequeña y gigante
Somnolencias     pavor de olas como luces tiernas o en huida
Infinitez y civilizada negrura:

Salpicados destellos de esperanzas y
resacas         donde reposar el remordimiento y la venganza
o mariguanas         como inteligencia en desencuentro para
huidas          hacia lo más claro de la duda

En el centro de la estampa esa roca anochecida
marca sola su huella al norte antes
de la huida y su esperanza

El cardumen de lisas centelleadas como aguas de ojos y escamas
esas / de plata veloz / esos delfines invasores en tu territorio
de purgatorio muerto playa

Atrapados de abundancia griseríos:
Como piel de miel espesa sobre dos columnas
en el medio de
dos franjas conservan la pobreza y la añoranza

Cabellos que la nostalgia enmarcaron o
rastros de una pareja corrompida
por sus ancestros idiotas o cenizas aguadas

Pero fue su mismo género la atracción
de la práctica nocturna
o su infierno de paso ajeno y pasajero y navegante

Seguirás siendo estampas que recuerden
mientras otros a ti llegan:

Él fue casual en tu paso y casual en tu morada
Pero es permanente la ficción de la espuma de tu arena